Los Cupones
Consejos, Negocios, Trabajo

Cómo eliminar los gastos innecesarios de tu oficina



noviembre 18, 2019

Analizar los gastos de tu compañía es un hábito muy saludable, especialmente durante la recesión económica que estamos viviendo. La gente suele sorprenderse de los ahorros que se pueden lograr con solo unos pequeños ajustes. Cuando analices los gastos de tu oficina, ten en cuenta que pequeños cambios que realices hoy pueden representar grandes ahorros a largo plazo.

Un primer paso es establecer una manera eficiente para registrar cada uno de los gastos, si tu empresa todavía no cuenta con un sistema de contabilidad exhaustivo. Por ejemplo, si en el presente registras todo lo que se gasta en té, café y bizcochos para los empleados, evitarás tener sorpresas en el futuro. Otras áreas para vigilar son los gastos en viajes, limpieza de la oficina (por ejemplo, ¿las alfombras pueden limpiarse una vez cada 6 meses en vez de cada 3 meses?) y las facturas de gas y electricidad (¿quizás sea hora de cambiar por un proveedor más barato?).

Eliminar los gastos innecesarios de tu oficina

Si tu compañía posee ya un sistema para registrar este tipo de gastos, identifica las áreas en las que puedes disminuirlos. Obviamente, no debes realizar recortes en áreas clave de tu compañía, pero si se pueden realizar ciertos ajustes que no impiden el normal desarrollo de tu empresa, no dudes en hacerlo. Por ejemplo, en vez de gastar dinero en billetes de avión, puedes adoptar las video-conferencias como una forma alternativa para las reuniones con tus clientes y socios comerciales.

Otra forma de eliminar los gastos innecesarios de tu oficina es actualizando la tecnología que utilizas para mejorar la eficiencia. Aunque parezca paradójico gastar dinero cuando estás tratando de ahorrar, en ciertos casos algunas inversiones que hacemos hoy pueden traer grandes beneficios mañana. Por ejemplo, en vez de gastar dinero en reparaciones de los ordenadores, fotocopiadoras e impresoras, adquirir un nuevo equipo puede ser la opción más inteligente.

Comprar un ordenador más potente o una impresora láser de última tecnología es una excelente idea. Existen muchos tipos de impresoras, pero las últimas impresoras láser ofrecen una excelente relación coste-beneficio y es una alternativa mucho más conveniente a largo plazo que pagar reparaciones de tu vieja impresora todos los meses.

Recortar los gastos no significa que tienes que dar vuelta tu oficina y cambiar tu rutina cotidiana. Con solo hacer algunos pequeños ajustes y buscar nuevas formas de actualizar la tecnología que utilizas actualmente, el rendimiento de tu oficina estará mejor adaptado al incierto clima económico que vivimos. Aunque estos dos métodos para ahorrar no son la única manera para mejorar tu negocio durante la recesión, pueden ser un importante primer paso, en la dirección correcta.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply